Nayib Bukele Ofrece Ayuda para Resolver la Crisis de Violencia en Haití

Image

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, conocido por su firmeza en combatir a las pandillas en su país, ha declarado que puede solucionar la grave crisis de violencia que afecta a Haití.

«Podemos arreglarlo. Pero necesitaremos una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, el consentimiento del país anfitrión y que estén cubiertos todos los gastos de la misión», escribió Bukele en inglés en su cuenta de X (anteriormente Twitter) cerca de la medianoche del sábado, en respuesta a un mensaje de un usuario. Sin embargo, Bukele no dio detalles sobre cómo planea «arreglar» la situación en Haití.

Apoyo Internacional y Retos en Haití

En octubre, el jefe de la diplomacia de EE.UU. para América Latina, Brian Nichols, visitó El Salvador y discutió con Bukele el posible apoyo de su país a una misión internacional en Haití. Ese mismo mes, el Consejo de Seguridad de la ONU autorizó el envío de una misión internacional de seguridad a Haití, dirigida por Kenia. No obstante, el despliegue de esta misión ha sido retrasado por decisiones judiciales en Kenia y la falta de financiación.

Contexto de la Crisis en Haití

La violencia en Haití ha aumentado significativamente desde el 28 de febrero, cuando se conoció que el mandatario interino Ariel Henry se comprometió a celebrar elecciones en agosto de 2025, una fecha considerada muy lejana dado que debió dejar el poder el 7 de febrero, según un acuerdo de 2022.

En las últimas dos semanas, bandas criminales que exigen la dimisión de Henry han atacado comisarías, tribunales y prisiones. A inicios de mes, ingresaron en las dos principales cárceles de la capital, permitiendo la fuga de más de 3000 presos. Henry, actualmente en Puerto Rico, enfrenta presiones tanto internas como externas para facilitar una transición que ayude a frenar la creciente crisis de violencia.

El ofrecimiento de Bukele llega en un momento crítico, y aunque no se conocen los detalles de su propuesta, su reputación por enfrentar el crimen en El Salvador podría influir en las decisiones futuras del Consejo de Seguridad de la ONU y en la aceptación de su ayuda por parte del gobierno haitiano.