• in ,

    El tema OVNI vuelve a ser bastante comentado ante declaraciones del gobierno de Estados Unidos

    Objetos voladores no identificados

    El tema de los ovnis en Estados Unidos está recibiendo un tratamiento serio por parte de los principales medios de comunicación y los políticos de peso. El próximo mes, el Congreso examinará un informe del director de la inteligencia nacional sobre los archivos secretos del gobierno sobre el tema.

    Los ovnis son ahora un asunto serio.

    Tan serio, de hecho, que se les ha dado un nuevo nombre. Ya no se llaman OVNIs, u Objetos Voladores No Identificados, un término a menudo asociado con gente de dudosa cordura, los misteriosos objetos que se han reportado por cientos, son ahora la fuente de discusión en círculos científicos serios y han sido rebautizados con el nombre más serio de Fenómenos Aéreos No Identificados, o FANI.

    El pasado mes de junio, las autoridades hicieron pública la existencia del Grupo de Trabajo de Fenómenos Aéreos No Identificados, con sede en la Oficina de Inteligencia Naval. Seis meses después, la Ley de Autorización de Inteligencia de 2021 pedía al director de los trabajos de inteligencia nacional y al secretario de Defensa que elaboraran un informe en el que se detallara todo lo que el gobierno sabe sobre los FANI.

    El informe, que se espera que el Congreso revise en junio, se basará en archivos militares clasificados y abordará décadas de avistamientos y vídeos, que se remontan a la década de 1940. La existencia de estos objetos se está convirtiendo cada vez más en un evangelio; funcionarios desde el ex presidente Barack Obama hasta el senador Marco Rubio y el ex líder de la mayoría del Senado Harry Reid están diciendo públicamente que la Tierra ha sido visitada por objetos voladores que no entendemos.

    «Lo que sí es cierto -y lo digo en serio- es que hay imágenes y registros de objetos en los cielos que no sabemos exactamente qué son», dijo Obama en «The Late Late Show» el 17 de mayo. «No podemos explicar cómo se mueven, su trayectoria, no tenían un patrón fácilmente explicable».

    También ese mes, el programa de la CBS «60 Minutes» entrevistó a dos pilotos de la Marina del USS Nimitz que fueron desviados en 2004 para investigar una peculiar señal de radar. Describieron haber visto un objeto con forma de Tic Tac que era capaz de moverse en línea recta hacia arriba y hacia abajo a velocidades inexplicables.

    En la misma emisión, Christopher Mellon, que fue subsecretario de Defensa para la Inteligencia bajo los presidentes Bill Clinton y George W. Bush, dijo que el gobierno había observado en el radar objetos capaces de realizar maniobras que no podían ser aproximadas. «No hay nada que podamos construir que sea lo suficientemente fuerte como para soportar esa cantidad de fuerza en la aceleración», dijo.

    En una entrevista con Fox News un mes antes, el ex director de inteligencia John Ratcliffe dijo que ha habido muchos más avistamientos de los que el público conoce y describió el fenómeno así: «Estamos hablando de objetos que han sido vistos por pilotos de la Armada o de la Fuerza Aérea, o que han sido captados por imágenes de satélite, que francamente realizan acciones difíciles de explicar, movimientos difíciles de replicar, para los que no tenemos la tecnología o que viajan a velocidades que superan la barrera del sonido sin que se produzca un estampido sónico.»

    ¿Encuentros de qué tipo?

    El gobierno ha ido abriendo poco a poco sobre los avistamientos de FANI desde hace más de un año. En abril de 2020, el Pentágono publicó tres vídeos cortos que mostraban tales objetos, y a principios de este año Reid dijo que las imágenes «sólo arañan la superficie de la investigación y los materiales disponibles».

    Reid pidió una mayor investigación. «Los Estados Unidos necesitan echar un vistazo científico serio a esto y a cualquier implicación potencial para la seguridad nacional», dijo. «El pueblo estadounidense merece ser informado».

    Funcionarios franceses hicieron públicas historias de avistamientos similares hace décadas. En 1999, un grupo de una docena de generales franceses retirados y otros expertos publicaron un informe titulado «Ovnis y defensa: ¿Para qué debemos prepararnos?».

    Lo que los funcionarios y los científicos no dicen es que se trate de extraterrestres que vienen de otro planeta a visitarnos. Simplemente no saben qué son estos objetos, dicen. La discusión sigue siendo en gran medida en términos claramente concretos y se centra en la preocupación de que estas naves pueden representar una amenaza de los enemigos aquí en la tierra.

    Sin embargo, al menos un funcionario ha estado dispuesto a ir más allá. En diciembre de 2020, Haim Eshed, antiguo jefe de la dirección espacial del Ministerio de Defensa israelí, declaró al periódico Yediot Aharonot que los humanos han estado en contacto con extraterrestres y han firmado un acuerdo de cooperación con ellos.

    «Hay un acuerdo entre el gobierno estadounidense y los extraterrestres», dijo al periódico. «Firmaron un contrato con nosotros para hacer experimentos aquí».

    El ex presidente Donald Trump estaba al tanto del secreto, dijo, y había estado «a punto de revelarlo» pero se le pidió que no lo hiciera por temor a la «histeria colectiva».

    La afirmación de Eshed no parece representar la opinión de consenso en Israel. El presidente de la Agencia Espacial del país, Isaac Ben-Israel, declaró al Times of Israel que, aunque la comunidad científica piensa que las posibilidades de que haya vida en el espacio exterior son «considerables, no pequeñas», no cree que «haya habido ningún encuentro físico entre nosotros y los extraterrestres».

    NBC News hizo un seguimiento de las declaraciones de Eshed sobre el acuerdo con los extraterrestres con la Casa Blanca, funcionarios israelíes y el Pentágono, pero no pudo obtener un comentario de ninguno de ellos. Un portavoz de la NASA dijo a la NBC que la agencia estaba buscando vida en el universo, pero que aún no la había encontrado.

    Es probable que los observadores de platillos volantes que esperan respuestas claras del gobierno se sientan decepcionados. Aunque se espera que el informe presentado al Congreso sea detallado, el público sólo recibirá la versión no clasificada, que probablemente será mucho menos completa.

  • in ,

    eCommerce: ¿Qué tipos de marketplaces existen?

    Comercio electrónico

    El comercio online ha sido un factor esencial en este periodo de crisis sanitaria. Gracias a las ventas por internet una gran cantidad de empresas y emprendedores han podido salir adelante, sacando el máximo provecho de sus plataformas web. No obstante, no todos tienen páginas propias, por lo que recurren a los distintos tipos de marketplaces.

    El coronavirus ha provocado una gran crisis económica en todo el mundo y el Perú no ha sido la excepción. Una buena cantidad de grandes y pequeñas empresas se vieron afectadas en la primera parte de la pandemia, debido a la disminución del comercio presencial producto de las cuarentenas impuestas por el Gobierno.

    Sin embargo, la gran solución vino gracias al mejoramiento del eCommerce, modelo de ventas empleado a través de internet que permite que usuarios de todo el país compren productos con envío directo a casa o con retiro en tienda. Uno de los miembros de este sistema son los marketplaces, tiendas online en donde cualquier persona puede publicar sus productos y venderlos.

    Pero, ¿qué tipos de marketplaces existen? Hasta el momento son cuatro tipos y cada uno se asocia a comercios diferentes.

    El modelo pure player

    Uno de los tipos de marketplaces más utilizados corresponden a los de tipo «pure player». Estos son sitios online en donde se publican productos de personas o microempresas que no poseen una tienda física o un lugar específico para establecer el retiro de ellos.

    Algunas redes sociales como Facebook, Instagram y WhatsApp corresponden a marketplaces de este tipo, pero también existen otros ejemplos. Uno de ellos es Roodos, página en donde cualquier peruano puede publicar su automóvil a la venta y acordar una reunión presencial con un interesado para verlo.

    El modelo retailer

    Corresponde al modelo utilizado por las grandes cadenas como Falabella, Ripley o Plaza Vea. Dentro de sus características principales es que poseen grandes catálogos de productos, los cuales tienen la posibilidad de ser recogidos en una de las sucursales de la empresa en el país.

    A pesar de que antes de la pandemia era bastante difícil ingresar a estos tipos de marketplaces, últimamente se ha visto la tendencia de que grandes cadenas están aceptando la inclusión de emprendimientos en sus sitios de venta online. Una de las ventajas de estas páginas es que poseen buenos canales de comunicación con el cliente.

    El delivery

    servicio de entrega

    Eran bastante conocidos antes de la pandemia y ahora son pieza fundamental para locales de comida. Este tipo de marketplace corresponde a un modelo de entrega inmediata de productos, generalmente proveniente de restaurantes y fuentes de soda. Aunque ahora se ha abierto a farmacias, supermercados y otras tiendas.

    La principal virtud de este modelo, es que los consumidores pueden obtener sus productos el mismo días en que los ordenan. Su desventaja es que no todas las áreas geográficas tienen la misma cobertura y hay rubros en donde no podría funcionar, como por ejemplo la venta de vehículos e inmuebles.

    El modelo cross border

    Este último modelo corresponde a los tipos de marketplaces que permiten a cualquier persona publicar sus productos, con la virtud principal de que estos pueden ser comprados desde cualquier lugar del mundo. En este sentido, sitios como Amazon, Ebay, Aliexpress o MercadoLibre son claros ejemplos de este sistema.

    La gran mayoría entrega garantías suficientes para que los vendedores y compradores se sientan seguros de las operaciones comerciales que realizan, teniendo grandes equipos detrás para asesorar a ambas partes. Prácticamente todos tienen bodegas en donde reciben productos desde el extranjero y los hacen llegar a los compradores.

    Como has podido leer, existen distintos tipos de comercios online. Si eres emprendedor o simplemente quieres poner algo a la venta, ya conoces cuáles son las mejores opciones para ti.

  • in ,

    Mundo: ¿Cuáles son las mejores y peores ciudades para vivir en 2021?

    Ranking de ciudades del mundo

    The Economist Intelligence Unit (EIU), una unidad de negocios independiente dentro del grupo The Economist, publicó este martes su tradicional reporte anual ‘Índice de Habitabilidad Global’, en el que catalogaron para este año las mejores y peores ciudades para vivir a escala mundial.

    La lista de este año experimentó algunos cambios por causa de la pandemia, que arrasó incluso con el sitial de urbes que por años encabezaron la lista. Así, Viena, la capital de Austria, que estuvo en la cima del índice en 2018 y 2019, cayó al puesto 12. Tras ser suspendida la medición en 2020, actualmente la clasificación está encabezada por ciudades de solo cuatro países: Australia, Nueva Zelanda, Japón y Suiza.

    Así, el ‘top’ 10 del registro de este año incluye las siguientes localidades (del primer al décimo puesto): Auckland (Nueva Zelanda), Osaka (Japón), Adelaida (Australia), Wellington (Nueva Zelanda), Tokio (Japón), Perth (Australia), con Zúrich y Ginebra (ambas Suiza) por delante de Melbourne y Brisbane (Australia).

    El hecho de que Australia y Nueva Zelanda prevalezcan en el índice se explica por su manejo de la crisis sanitaria desatada por el covid-19: las autoridades de ambos países optaron desde un inicio por imponer controles fronterizos más estrictos, lo que le ha permitido a sus habitantes gozar de una vida relativamente normal.

    Tendencia global desalentadora

    Pese a que el nuevo ‘ranking’ se renovó significativamente debido a que ciudades europeas como Fráncfort, Hamburgo y Düsseldorf (Alemania) sufrieron los descensos más agudos, la puntuación promedio de la habitabilidad global cayó en siete puntos en comparación con el nivel previo a la pandemia.

    «El grado de protección de las ciudades por el fuerte cierre de las fronteras, su capacidad para hacer frente a la crisis sanitaria y el ritmo al que desplegaron las campañas de vacunación, impulsaron cambios significativos en la clasificación», cita Bloomberg a los autores de la investigación.

    Como las 10 urbes menos habitables del mundo fueron calificadas las siguientes (va de peores ciudades para vivir a las mejores): Damasco (Siria), Lagos (Nigeria), Puerto Moresby (Papúa Nueva Guinea), Dhaka (Bangladés), Argel (Algeria), Trípoli (Libia), Karachi (Pakistán), Harare (Zimbabue), Duala (Camerún) y Caracas (Venezuela).

    En total, los evaluadores catalogaron 140 ciudades, labor para la que, aparte del impacto del coronavirus, tomaron en cuenta indicadores englobados en seis categorías: estabilidad, sanidad, educación, cultura, medio ambiente e infraestructura.

    ¿Que opinas de este nuevo listado? ¿Estás de acuerdo con la lista de mejores y peores ciudades para vivir?

  • in

    Los retos que le esperan al próximo presidente de Perú

    Desafíos de Perú

    El presidente que los peruanos elijan el domingo no solo deberá tomar medidas urgentes para superar la pandemia y la recesión, sino encarar la inestabilidad política, un congreso fragmentado, la informalidad laboral, la deficiente gestión pública y la corrupción.

    La economía peruana, que se hundió 11,12% en 2020 por la pandemia, sigue dependiendo de la minería para crecer, mientras acumula distorsiones por la informalidad laboral, la corrupción y las instituciones débiles.

    Y el país tiene en los altos precios del cobre, su principal exportación, una nueva oportunidad para catalizar el crecimiento económico.

    “El marco legal actual es bueno y eso ha permitido un despegue de la inversión privada nacional y extranjera en 25 años”, dijo Diego Macera, gerente general del Instituto Peruano de Economía y graduado en Políticas Públicas por la Universidad de Chicago.

    “El problema es el cumplimiento de las leyes. La baja institucionalidad general tiene como consecuencias conflictos sociales alrededor de proyectos mineros significativos”, agrega.

    Los conflictos por la minería representan 41% del total de conflictos sociales del país, según la Defensoría del Pueblo. Es una situación que Perú no puede permitirse si quiere que su economía vuelva a crecer, según el economista.

    “Mezcla de debilidad”

    Para el exministro de Economía Alonso Segura, “el gran tema de Perú es la informalidad en múltiples dimensiones, porque es una mezcla de debilidad institucional con ineficiencias de productividad”.

    Un reflejo de la débil institucionalidad política es que hubo tres presidentes en cinco días en noviembre de 2020, mientras que en el ámbito económico, más del 70% de los trabajadores son informales, según las estimaciones del Gobierno.

    “Un gran porcentaje de personas están empleadas en empresas pequeñas y medianas que son en su mayoría poco productivas, generan pocos excedentes, no pagan impuestos y se mueven en un mundo de baja calidad del empleo”, dice Segura.

    “La informalidad tiene como consecuencia que no haya protección contra el desempleo, que haya riesgos de pobreza durante la vejez y que tengamos un sistema de salud precario. Los trabajadores en Perú no cuentan con una estructura de protección social efectiva”, indica Macera.

    “Cáncer desde la colonia”

    Otro grave problema en Perú es la corrupción en todos los niveles del Estado.

    Cuatro expresidentes peruanos y la candidata derechista Keiko Fujimori quedaron bajo la lupa de la fiscalía por el escándalo de los aportes ilegales de la constructora brasileña Odebrecht.

    Este escándalo ha dado armas al candidato izquierdista Pedro Castillo, quien afirma que el fujimorismo es “sinónimo de corrupción”.

    Keiko reconoce que hubo corrupción en el gobierno de su padre, Alberto Fujimori (1990-2000), pero promete combatir el flagelo si gana la presidencia.

    “La corrupción es un cáncer presente desde la época colonial, pero en los últimos años, a raíz del escándalo Odebrecht, hay una conciencia mayor de qué tan extendida está”, dice Macera.

    “No solo atañe a expresidentes, sino que es más prevalente en las obras públicas pequeñas de gobiernos locales o regionales”, sostiene.

    Segura apunta que la corrupción “es un problema relacionado con la debilidad institucional, no hay respeto a las reglas del juego y tenemos gobiernos que son ineficaces”.

    Además, “se necesita un mejor sistema de justicia, que también es propenso a la corrupción”.

    Pobre gestión pública

    Para Macera, la baja calidad de la salud, así como de la educación o la infraestructura, son el reflejo de una pobre gestión pública.

    “Se han generado más ingresos, el presupuesto ha crecido pero la ejecución del gasto no ha ido a la par. Es una maquinaria que no produce más, no importa cuantos insumos agregues”, indica.

    Ejemplo de la ineficiencia es la reconstrucción del norte de Perú tras el fenómeno climático “El Niño costero”, en 2017. Después de cuatro años de obras, apenas se ha ejecutado 40% de los 6.750 millones de dólares presupuestados.

    Los economistas dicen que la ineficiencia se debe en parte a la distribución política de Perú .

    “Perú tiene casi 2.000 municipios. El capital humano allí es pobre, como reflejo del país, y tiene gente que busca un cargo para negocios ilícitos”, indica el exministro Segura, quien cree que la gestión mejoraría con solo 500 municipios.

    “No podemos dar presupuesta a 1.900 distritos para que hagan obras, porque se convierten en programas de generación de empleo en obras de pésima calidad”, sentencia.

    Macera coincide en que la existencia de tantos municipios “ha tenido muchas fallas en la provisión de servicios públicos” y ha favorecido actos de corrupción.

  • in

    Ley de teletrabajo en Perú: Empresas deberán pagar el internet y los equipos tecnológicos a los trabajadores

    Nueva ley de teletrabajo

    El Congreso peruano despachó la iniciativa impulsada en el marco de la crisis sanitaria con el fin de promover políticas públicas que faciliten el trabajo remoto. En tanto, el presidente Sagasti deberá promulgar la ley durante los próximos días.

    Las instituciones privadas deberán asumir los costos del servicio de internet de sus teletrabajadores, según establece la nueva ley de teletrabajo aprobada este viernes por el Congreso peruano, a fin de impulsar el uso de esta modalidad laboral en el contexto de la pandemia del coronavirus.

    Con 98 votos a favor, el pleno del Congreso dio luz verde al dictamen que deroga la ley anterior sobre la regulación del teletrabajo, tras considerar que “no ha cumplido con los propósitos esperados, convirtiéndose en una norma invisible y poco atractiva para las entidades de la administración pública y privada”.

    Un sistema de carácter temporal o permanente

    El nuevo marco legal, ahora pendiente de la observación o promulgación del presidente de la República, Francisco Sagasti, pretende promover políticas públicas para garantizar la implementación progresiva del teletrabajo, tanto en el sector público como privado, en plena crisis del COVID-19.

    En concreto, la norma establece que esta modalidad podrá adoptarse de forma temporal o permanente, de manera total o parcial, dentro o fuera del territorio nacional, siempre y cuando el teletrabajador cuente con las herramientas tecnológicas necesarias para desempeñar su labor.

    El empleador debe garantizar la tecnología en teletrabajo

    En este sentido, una de las principales novedades de la nueva ley respecto a la anterior es que en las instituciones y empresas del sector privado, los equipos tecnológicos y el servicio de acceso a internet deberán ser proporcionados por el empleador, salvo pacto expreso en contrario.

    Así, la norma obliga a los privados a compensar los costos del teletrabajador, si este aporta sus propios equipos de trabajo y el servicio a la red.

    Además, la ley decreta que los empleados tendrán que solicitar al empleador el cambio de la modalidad presencial al teletrabajo con una anticipación mínima de diez días.

  • in ,

    Cuánto y en qué han gastado sus recursos los gobiernos latinoamericanos durante la pandemia

    Gobiernos de Latinoamérica

    Siempre hay emergencias que pueden poner en jaque a las finanzas públicas. Pero la pandemia de covid-19 provocó una especie de terremoto sanitario, económico y social que dejó a Latinoamérica con una contracción económica de -7,7% en 2020 y arrastró a millones de personas a vivir en una desoladora precariedad.

    Pese a que en algunas zonas de Latinoamérica el hambre sigue creciendo rampante, la respuesta de los gobiernos a través de paquetes de estímulo fiscal permitió amortiguar los efectos de una de las peores crisis globales de las últimas décadas.

    Por una parte, el Estado salió en apoyo de trabajadores y empresas para evitar una masiva destrucción de empleo a través de subsidios, créditos y otros mecanismos que permitieron mantener a flote una parte de la actividad económica en medio de los confinamientos y un escenario global recesivo.

    Pero si hay algo que marcó una diferencia en la respuesta fiscal de Latinoamérica respecto a las economías avanzadas, fueron las medidas de apoyo a los informales, que en la región son más de la mitad de los trabajadores.

    «Ellos vieron una caída dramática de sus ingresos que fue muy parcialmente compensada por las transferencias que el Estado entrega a los hogares vulnerables«, dice Eduardo Levy, decano de la Escuela de Gobierno de la Universidad Torcuato Di Tella, Argentina, profesor visitante de la Escuela de Gobierno de la Universidad de Harvard e investigador no residente del centro de estudios Brookings Institution.

    «La mayoría de los gobiernos hizo lo que tenía que hacer para preservar el empleo en la medida de lo posible. Pero no pudieron llegar de la misma manera que los países avanzados a cubrir las necesidades de los trabajadores informales o precarios», apunta.

    ¿Dónde faltó apoyo?

    Analizando el abanico de medidas tomadas por los gobiernos para enfrentar la emergencia, varios expertos coinciden en que la entrega directa de recursos a los más vulnerables fue una respuesta necesaria para llegar a los sectores más pobres.

    «Los programas de transferencia de dinero a las personas fueron probablemente las políticas gubernamentales más eficientes«, sostiene la economista Mónica de Bolle, investigadora senior del centro de estudios Peterson Institute for International Economics (PIIE), Estados Unidos.

    Pero donde faltó apoyo, agrega, fue a las pequeñas empresas. «Fue un error porque esos negocios emplean a mucha gente y tienden a ser vulnerables».

    Otro elemento que destaca de Bolle es que muchos gobiernos de la región no tomaron las medidas para controlar la pandemia a tiempo, con la «equivocada» idea de proteger la economía.

    «No hicieron lo correcto porque no entendieron desde un inicio que la pandemia y la economía van inextricablemente juntas», argumenta.

    En ese sentido, agrega, «los gobiernos de América Latina le fallaron a la gente en la pandemia».

    El reto de llegar a los más vulnerables

    Guillermo Cruces, subdirector del Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (CEDLAS) de la Universidad de La Plata, Argentina, explica que fue un gran desafío llegar a los segmentos más afectados de la población porque muchas personas no estaban incorporados a los sistemas de ayuda social.

    «Los gobiernos han sido muy pragmáticos y relativamente exitosos en las ayudas de emergencia, pero el gran pecado es no haber tenido esa respuesta preparada para reaccionar más rápido y expandir el universo de beneficiarios», dice.

    Eso ocurrió en varios países donde tardaron en hacer llegar las ayudas a los hogares, especialmente al inicio de la pandemia. Es por eso que durante los primeros confinamientos hubo rechazo entre quienes reclamaban que morirían «primero de hambre antes que de covid«.

    Con bajos precios de las materias primas y altos niveles de descontento social y polarización, la pandemia encontró a Latinoamérica «en el peor momento posible», argumenta Eduardo Mello, profesor de Política y Estudios Internacionales de la Fundación Getulio Vargas, Brasil.

    Algunos países lograron manejar la crisis mejor que otros, explica, aunque desde su perspectiva los peores desempeños fueron mostrados por Brasil y México.

    «En esos dos países los gobiernos le restaron importancia a la gravedad de la pandemia», argumenta, y advierte que ahora se avecina el desafío de cómo enfrentar el problema de los déficit fiscales derivados de la crisis.

    «Los déficit se están disparando y esto probablemente signifique más impuestos», señala Mello. «Es probable que esto conduzca a un mayor descontento social, como ya lo estamos viendo en Colombia».

    ¿Qué dicen los números?

    Aunque puede resultar un poco confuso comparar los montos a secas -considerando que unos países tienen más posibilidades de endeudarse que otros y que el virus no golpeó a todos con la misma intensidad-, el dinero es, de todos modos, un indicador relevante al observar los paquetes de estímulo.

    En América Latina el promedio de gasto en ayudas fiscales fue de un 8,5% del PIB, de acuerdo a los datos del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

    Esa cifra es un poco menos de la mitad del dinero desembolsado por economías avanzadas como Europa, Estados Unidos o Japón (donde llegó a un 18,8% promedio).

    Pero al comparar los países de la región con otras economías emergentes de Asia o de Europa, «la magnitud de los apoyos es bastante parecida», sostiene en entrevista Emilio Pineda, jefe de la División Fiscal del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

    El monto del estímulo fiscal suele estar relacionado con la capacidad de endeudamiento de un determinado país.

    Si se trata de una economía que goza de buena salud, es más fácil que le presten dinero a tasas convenientes, pero si el país está con dificultades, su acceso al crédito internacional es mínimo o nulo.

    Es por eso que «no todo el mundo tiene el espacio fiscal para aplicar una política más agresiva», apunta.

    Si las medidas fiscales se separan en distintos grupos, como lo hace el FMI, los datos se pueden comparar de una manera distinta.

    Una alternativa es dividirlos en dos categorías:

    • Gasto público directo y alivio tributario (o ingresos provenientes de los impuestos no percibidos por el fisco). En esta categoría están los programas de apoyo a empresas y hogares, y los gastos para fortalecer el sistema de salud.
    • Instrumentos de liquidez como garantías a los créditos y los «préstamos blandos» subsidiados por los gobiernos.

    Si se pone el foco en el primer grupo exclusivamente, las medidas fiscales en Latinoamérica representaron en promedio un 4,5% del PIB, considerando a las mayores economías de la región, dice Jorge Roldos, subdirector del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

    «Hubo una gran variación entre países, con Brasil gastando cerca de un 8% del PIB y México menos de 1%«, apunta.

    Aparte de esos recursos, explica Roldos, los países también gastaron cerca de un 3,5% del PIB en el financiamiento de créditos y garantías, principalmente a pequeñas y medianas empresas.

    ¿En qué han gastado los recursos?

    Simplificando la historia, se puede decir que los recursos se gastaron en el sistema de salud, los hogares vulnerables y las empresas.

    Por ejemplo, los gastos en el sistema de salud se refieren a la compra de equipos médicos, vacunas y todo lo relacionado con la crisis sanitaria específicamente.

    Las ayudas a hogares han llegado a través de transferencias de dinero, bonos por única vez, aumento del seguro de desempleo, moratorias al pago de servicios públicos, etc.

    Y en las ayudas a las empresas están las los créditos y las garantías de préstamos con condiciones favorables de financiamiento para disminuir el despido a los trabajadores.

    «A grandes rasgos más o menos la mitad -tal vez un poco más- de los recursos están destinados a las garantías a empresas y la otra mitad es una mezcla entre los gastos adicionales para atender la emergencia sanitaria, junto a las medidas de apoyo a los hogares y la liquidez de las empresas», señala Pineda.

    ¿Cómo se financiaron?

    Frente a la pregunta de cómo se financiaron las ayudas, la respuesta es simple: principalmente deuda.

    Para enfrentar la emergencia los países gastaron más y recibieron menos ingresos. ¿El resultado?: aumento de la deuda y del déficit fiscal.

    En promedio los déficit primarios de la región están en torno a 5% del PIB, dice Pineda. Y la deuda promedio en la región -que estaba en torno al 58% del PIB en 2019- subió a un 72% en 2020.

    «Es un incremento enorme, de los mayores que ha habido en las últimas décadas», agrega el economista.

    Si hay algo en lo que coinciden expertos y organismos multilaterales es que no se deberían retirar los estímulos fiscales mientras la pandemia no esté bajo control.

    Y lo que adelantan es que terminada la emergencia, vendrá el reto de lidiar con el endeudamiento.

    Una de las preguntas esenciales que está dando vueltas en el ambiente es cómo los gobiernos aumentarán sus ingresos para ordenar las cuentas fiscales.

    Y cómo lograrán ese objetivo en un contexto de crecientes tensiones sociales.

  • in

    Estados Unidos planea reducir a la mitad sus emisiones de carbono para 2030

    Calentamiento global

    El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se comprometió a recortar “a la mitad” las emisiones de efecto invernadero para 2030, con el objetivo de alcanzar la neutralidad en las emisiones de carbono para 2050.

    Al comenzar la Cumbre de Líderes sobre el Clima, una conferencia virtual organizada por la Casa Blanca, donde también participó el presidente chileno Sebastián Piñera, Biden confirmó el plan de Estados Unidos de recortar sus emisiones entre un 50% y un 52% para el final de esta década.

    “Estos pasos colocarán a Estados Unidos camino a convertirse en una economía con cero emisiones netas para no más tarde de 2050”, aseguró el mandatario en declaraciones consignadas por CNN en español.

    Biden remarcó que en este momento existe una “oportunidad económica extraordinaria” en relación a la lucha contra el cambio climático.

    “Hacer frente a este momento es más que preservar nuestro planeta. Se trata de proporcionar un futuro mejor para todos nosotros”, dijo Biden.

    “Las señales son inconfundibles, la ciencia es innegable, el costo de la inacción sigue aumentando“, agregó.

    “Ninguna nación puede resolver la crisis climática por sí sola; todos tenemos que dar un paso al frente. La Cumbre de Líderes sobre el Clima de hoy es nuestro primer paso para encaminar a nuestro mundo hacia un futuro seguro, próspero y sostenible. El tiempo es corto, pero creo que podemos hacerlo y lo haremos”, indicó el presidente de Estados Unidos después en su cuenta de Twitter.

  • in ,

    La rápida vacunación contra el covid-19 de los países más ricos del mundo

    Vacuna del coronavirus

    Se han administrado suficientes vacunas contra el covid-19 para vacunar completamente a aproximadamente 5% de la población mundial, pero la distribución ha sido desequilibrada. La mayoría de las vacunas van a los países más ricos.

    Hasta el jueves, 40% de las vacunas covid-19 administradas a nivel mundial se han destinado a personas en 27 naciones ricas que representan 11% de la población mundial. Los países que constituyen 11% menos rico han recibido solo 1,6% de las vacunas covid-19 administradas hasta ahora, según un análisis de los datos recopilados por Bloomberg Vaccine Tracker .

    En otras palabras, los países con los ingresos más altos están vacunando 25 veces más rápido que los que tienen los más bajos.

    La base de datos de Bloomberg de vacunas covid-19 ha rastreado más de 726 millones de dosis administradas en 154 países. Como parte de nuestro esfuerzo por evaluar el acceso a las vacunas en todo el mundo, el rastreador tiene una nueva herramienta interactiva que mide los países por riqueza, población y acceso a las vacunas.

    Estados Unidos, por ejemplo, tiene 24% de las vacunas del mundo, pero solo 4,3% de la población, mientras que Pakistán tiene 0,1% de la cobertura de vacunas para 2,7% de la población mundial. El patrón se repite en todo el mundo y sigue los esfuerzos de los países ricos para precomprar miles de millones de dosis de vacunas, lo suficiente para cubrir a sus poblaciones varias veces, según un análisis separado de las ofertas de vacunas .

    Estados Unidos está en camino de cubrir a 75% de sus residentes en los próximos tres meses. Mientras tanto, casi la mitad de los países aún no han llegado a 1% de su población. Los cálculos de disparidad no incluyen más de 40 países, en su mayoría entre los más pobres del mundo, que aún no tienen datos públicos de vacunación. Esos países inexplorados representan casi el 8% de la población mundial.

    En los EE.UU., El gobierno federal determina a dónde se envían las vacunas. Hasta ahora, a cada estado se le han asignado vacunas según el tamaño de su población. Si bien existen diferencias en el acceso de un vecindario a otro, cada estado tiene una parte justa aproximadamente proporcional a su número de residentes.

    Un mundo de diferencia

    No existe ningún mecanismo para garantizar una distribución equitativa en todo el mundo. Si todas las vacunas del mundo se distribuyeran según la población, EE.UU. Habría administrado casi seis veces su parte justa. El Reino Unido habría utilizado hasta 7 veces su asignación ponderada por población (superando la doble participación de la UE). Encabezando la lista están los Emiratos Árabes Unidos e Israel, con nueve y 12 veces su participación basada en la población, respectivamente.

    China ha vacunado a su gente a una tasa que está aproximadamente en línea con el promedio mundial, administrando 20% de las vacunas del mundo al 18% de la población mundial. También ha exportado vacunas a países menos ricos, a veces sin costo alguno.

    El continente menos rico del mundo, África, también es el menos vacunado. De sus 54 países, solo tres han inoculado a más de 1% de su población. Más de 20 países aún no están en el tablero. ¿Cómo evolucionará la situación del covid-19?

  • in

    Arqueólogos descubren mural prehispánico con un «Dios araña» en Perú

    Descubrimiento arqueológico del Perú

    Arqueólogos peruanos descubrieron un mural prehispánico de más de 3.200 años de antigüedad, en un centro ceremonial que ha sido parcialmente destruido por agricultores en el norte de Perú, informaron los investigadores.

    “Hemos hallado fortuitamente un mural de más de 3.200 años de antigüedad en una huaca prehispánica, ubicada en un terreno agrícola en la región La Libertad”, dijo el arqueólogo Feren Castillo.

    El mural con la figura de una araña con un cuchillo se encuentra en un edificio de aproximadamente 15 metros de diámetro por 5 metros de altura de la huaca“, explicó Castillo.

    La pintura está sobre un fondo blanco y los diseños de las figuras destacan por color ocre, amarillo, gris, blanco.

    “Una de las evidencias de esta estructura arqueológica es que su ubicación es estratégica por estar cerca al río. La iconografía que estamos observando a simple vista, porque todavía no se han hecho investigaciones, es que fue un templo dedicado a las divinidades del agua”, dijo a la agencia Andina el arqueólogo Régulo Franco -conocido por hallar el fardo funerario de la Dama de Cao-, quien fue alertado de la aparición del mural en Perú.

    Encontrado por casualidad en Perú

    El hallazgo se realizó por casualidad hace dos semanas en un terreno agrícola del valle de la provincia de Virú, región La Libertad, a unos 500 kms al norte de Lima.

    En el terreno, con apoyo de maquinarias, agricultores sembraron paltas y cañas de azúcar, destruyendo parte del patrimonio.

    “Nosotros hemos pedido al ministerio de Cultura que intervenga, pero con la pandemia esta difícil”, manifestó Castillo.

    La cultura Cupisnique, descubierta por Rafael Larco en 1930, se desarrolló durante la Época Formativa, tres mil años atrás. Se desarrolló en los valles de Virú y en la región Lambayeque. 

    La araña es una divinidad propia de la cultura Cupisnique y aparece con más frecuencia en sus vasos y platos de piedra. La imagen está asociada a la fertilidad.

  • in ,

    Trece de los prófugos más buscados en América Latina son detenidos en un operativo de la Interpol

    Interpol detiene a latinos

    Los arrestos se produjeron entre el 22 de febrero y el 5 de marzo y en ella participaron las policías de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Panamá y Perú.

    Trece de los prófugos más buscados de Latinoamérica fueron detenidos en una operación coordinada por Interpol que implicó a ocho países de la región, anunció este viernes la organización internacional de policía criminal.

    Los prófugos, buscados por delitos graves, como asesinato, secuestro o violencia sexual, eran todos objeto de notificaciones rojas de Interpol.

    Los arrestos se produjeron entre el 22 de febrero y el 5 de marzo y en ella participaron las policías de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Panamá y Perú.

    Uno de ellos era muy buscado en Perú

    En un comunicado, la institución con sede en París destacó el arresto de un prófugo buscado en Perú por explotación sexual de menores y trata de personas que fue detenido por la policía argentina.

    También citó el caso de Inga Molina, que estaba en la lista de prófugos más buscados de Ecuador desde 2018, acusado de violación.

    En un principio se pensó que había huido al extranjero, pero los investigadores lograron localizarlo y detenerlo en Quito gracias al análisis de fuentes abiertas y a las escuchas telefónicas.

    También se procedió al arresto del jefe de una red internacional de narcotráfico, buscado por Brasil tras una serie de incautaciones, que fue detenido por la policía boliviana en Santa Cruz de la Sierra.

    “Estos resultados sólo son posibles gracias a la red permanente de EL PAcCTO que se ha ido creando a lo largo del tiempo entre los investigadores nacionales de prófugos”, declaró Stephen Kavanagh, director ejecutivo de servicios policiales de Interpol, citado en el comunicado.

    “Cada año, esta red se fortalece y resulta aún más difícil para los delincuentes eludir la acción de la justicia huyendo de un país latinoamericano a otro”, añadió Kavanagh.

    Un programa internacional para encontrar prófugos

    EL PAcCTO es un programa de cooperación financiado por la Unión Europea que pretende reforzar las capacidades y facilitar la cooperación internacional.

    Su asociación con Interpol tiene como objetivo crear y desarrollar un mecanismo permanente para las investigaciones sobre prófugos en toda Latinoamérica.

    Puesto en marcha por primera vez en 2018, ha permitido hasta ahora la localización y detención de 79 prófugos.

Load More
Congratulations. You've reached the end of the internet.